Facebook Pixel

10 recomendaciones para tener un corazón sano

Publicado en Jun 14, 2021
Escrito por Pfizer Medical Team
10 recomendaciones para tener un corazón sano

La enfermedad cardiaca es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Es posible tener propensión a esta enfermedad de acuerdo con ciertos factores de riesgo, como son antecedentes familiares, sexo o edad, sin embargo, existen otros elementos que, si son atendidos con tiempo, pueden disminuir el riesgo de padecer enfermedad cardiaca.

Para conmemorar el Día Mundial del Corazón, que se celebra cada 29 de septiembre, estas son diez sencillas recomendaciones que pueden ayudar a mantener un corazón sano.

  1. Buena alimentación
    Una alimentación saludable para el corazón incluye frutas y vegetales, cereales integrales, grasas saludables, carnes y pescados magros, leguminosas y productos lácteos bajos en grasa. Se recomienda limitar la ingesta de sales, azúcar, alcohol y grasas saturadas.
  2. Actividad física constante
    La actividad física ayuda a controlar el peso y a reducir las probabilidades de que se presenten otras enfermedades que ponen en peligro la salud del corazón. La recomendación es un mínimo de 30 minutos al día (150 minutos a la semana) de actividad física moderada como caminar a un ritmo rápido o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica vigorosa como correr.
  3. Descanso y sueño de calidad
    No dormir lo suficiente o no descansar al dormir incrementa la probabilidad de padecer enfermedades crónico-degenerativas que afectan la salud del corazón. Es recomendable dormir por lo menos siete horas diarias, tratar de mantener el mismo horario de sueño y procurar dormir en una habitación oscura y silenciosa.
  4. Evitar el consumo de tabaco
    El tabaco, e incluso el humo de segunda mano, son elementos nocivos para la salud del corazón. Las sustancias químicas del tabaco pueden dañar el corazón y los vasos sanguíneos, mientras que el humo del cigarrillo reduce el oxígeno en la sangre, lo que aumenta la frecuencia cardiaca, ya que el corazón debe trabajar más duro para suministrar suficiente oxígeno al organismo y al cerebro.
  5. Un peso adecuado
    El sobrepeso aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiacas y de otras enfermedades crónicas. Una reducción de peso de tan solo 3-5% puede ayudar a disminuir ciertas grasas en la sangre (triglicéridos), así como los niveles de glucosa sanguínea y colesterol, lo cual favorece la protección del corazón.
  6. Reducir el estrés
    El estrés conlleva la aparición de conductas y hábitos poco saludables, por ejemplo, comer en exceso, beber o fumar, por mencionar algunos. Encontrar formas de controlar el estrés, como la actividad física, los ejercicios de relajación o la meditación, pueden ayudar a mejorar la salud.
  7. Estar al corriente de estudios y exámenes médicos
    Visitar al médico de forma regular y realizarse los análisis correspondientes, son medidas que ayudan a identificar en forma oportuna las condiciones que podrían incrementar el riesgo de enfermedad cardiaca.
  8. Mantener una buena salud mental
    Además del estrés, diferentes enfermedades mentales pueden afectar la salud del corazón mediante conductas nocivas como quedarse en la cama, beber, fumar y consumir alimentos grasosos. Mantener la salud mental y evitar estas conductas también es favorable para la salud del corazón.
  9. Estar al tanto de cualquier signo de alerta
    Algunos ataques cardiacos pueden ser súbitos e intensos, pero otros comienzan despacio a partir de cierta incomodidad o dolor. Es vital mantenerse al pendiente de cualquier señal que pueda implicar un padecimiento cardiaco, especialmente dolores en el pecho, dificultad para respirar, malestar en ambos brazos, espalda, cuello o estómago, así como náuseas y mareo.
  10. Pequeñas acciones que pueden ayudar
    Existen otras maneras menos convencionales de mejorar la salud cardiovascular. De acuerdo con un estudio de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), tomar una taza de café al día puede reducir hasta en un 8% el riesgo de infarto. Por otro lado, consumir alimentos ricos en resveratrol, como uvas, arándanos e incluso vino tinto (no más de 150 mililitros al día para hombres de más de 65 años o mujeres de cualquier edad ni más de 300 mililitros para hombres menores de 65), puede ser una medida que contribuye a la salud del corazón.

Consulte a su médico.
GCMA: PP-MCM-MEX-1649

 

Referencias

  1. Cartsen C. Drinking coffee may be associated with reduced risk of heart failure and stroke. American Heart Association Meeting Report Poster Presentation M2040-Session: LB.APS.07. Noviembre 2017. Sitio web. Consultado el 21 de diciembre de 2020.
  2. American Heart Association. Mental Health and Heart Health. Abril 2018. Sitio web. Consultado el 21 de diciembre de 2020.
  3. American Heart Association. Warning Signs of a Heart Attack. Junio 2016. Sitio web. Consultado el 21 de diciembre de 2020.
  4. Mayo Clinic. Estrategias para prevenir enfermedades del corazón. Octubre 2019. Sitio web. Consultado el 21 de diciembre de 2020.
  5. Mayo Clinic. Red wine and resveratrol: Good for your heart?. Octubre 2019. Sitio web. Consultado el 21 de diciembre de 2020.
Temas:

Encuesta Rápida

Después de leer este artículo ¿qué tan probable es que sigas estos consejos para mantener la salud de tu corazón?

MÁS PARA EXPLORAR

Volver arriba