Facebook Pixel

Ante la resistencia microbiana, más vale prevenir

Publicado en Nov 18, 2020
Escrito por Pfizer Medical Team
Ante la resistencia microbiana, más vale prevenir

Las herramientas más importantes para controlar la resistencia microbiana son la prevención de las infecciones y el uso adecuado de los medicamentos antimicrobianos sólo cuando hayan sido prescritos por un profesional de la salud antimicrobianos. Mientras que, el mejor mecanismo para prevenirla incluye: la vacunación y la interrupción de la transmisión de los microorganismos mediante medidas higiénicas y sanitarias.

La vacunación previene las enfermedades bacterianas y virales, reduciendo así la necesidad de prescripciones de antibióticos y también posibles prescripciones inapropiadas para una enfermedad viral.

Asimismo, mantener las manos limpias es una de las medidas más importantes para evitar infecciones y la transmisión de microbios a otras personas. Muchas enfermedades y afecciones se propagan por no lavarse las manos con agua limpia y jabón.

Los 5 pasos del lavado de manos correcto

1. Mojar con agua corriente limpia tibia o fría, cerrar el grifo y enjabonarse las manos. El jabón es más eficaz que el agua sola, ya que los agentes tensoactivos del jabón levantan la suciedad y los microbios de la piel; las personas tienden a tallarse las manos más cuidadosamente cuando usan jabón, lo que elimina aún más los microbios.

2. Frotar con jabón el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas hasta que haga espuma. Esto genera una fricción que ayuda a levantar la suciedad, la grasa y los microbios de la piel. Hay microorganismos en todas las superficies de la mano, a menudo en concentraciones altas debajo de las uñas, por eso debe tallarse toda la mano.

3. Restregar durante al menos 20 segundos. La evidencia indica que lavarse las manos durante alrededor de 15 a 30 segundos elimina más microbios de las manos que lavarlas durante periodos más cortos.

4. Enjuagar bien con agua corriente limpia.El jabón y la fricción ayudan a levantar la suciedad, la grasa y los microbios (incluidos los que causan enfermedades) de la piel, de modo que luego puedan eliminarse de las manos con el enjuague. Esta acción también reduce la irritación de la piel.

5. Secar con una toalla limpia o al aire. Los microbios pueden transferirse más fácilmente con las manos mojadas. Los estudios indican que lo mejor es usar una toalla limpia o dejar que se sequen al aire.

¿Cuándo lavarse las manos?

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de cuidar a alguien en casa que tenga vómitos o diarrea.
  • Antes y después de tratar una cortadura o una herida.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales.
  • Después de tocar basura.

Consulte a su médico.
Código de GCMA: PP-ZVA-MEX-0310

Referencias
  • 1. MartínG,CarmonaO.Prevencióndelaresistenciabacterianaa antimicrobianos. aspectos farmacológicos. Rev. Soc. Ven. Microbiol. [Internet]. 2003; 23(1): 55-59.
  • 2. Jansen, K., Knirsch, C. & Anderson, A. The role of vaccines in preventing bacterial antimicrobial resistance. Nat Med [Internet]. 2018; 24,10-9.
  • 3. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). [Internet]. 17 de agosto de 2020. Muéstreme los fundamentos científicos: Cómo lavarse las manos [Consultado el 09 de noviembre de 2020].
  • 4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). [Internet]. 17 de agosto de 2020. Cuándo y cómo lavarse las manos. [Consultado el 09 de noviembre de 2020].
Temas:

MÁS PARA EXPLORAR

Volver arriba