Facebook Pixel

¿Cómo leer las etiquetas de los alimentos?

Publicado en Jul 16, 2020
Escrito por Pfizer Medical Team

El etiquetado de los productos alimentarios y bebidas no alcohólicas preenvasadas sirve para informar al consumidor sobre el contenido nutrimental y el aporte energético (calorías) de estos productos. Esta información se encuentra impresa en los empaques de la siguiente forma:

a)Tabla de información nutrimental, que incluye los siguientes elementos:
Tamaño de la porción.
Cantidad de calorías.
Cantidad y porcentaje del valor diario (%VD) de:
- Grasas
- Colesterol
- Sodio
- Carbohidratos (azúcares y fibra)
- Proteína
- Vitaminas y minerales

b) Etiqueta frontal. Declara la energía total y el %VD que aportan por porción o por envase los siguientes elementos:
- Grasa saturada
- Otras grasas
- Azúcares totales
- Sodio
- Energía
Cuando  el  producto  contiene  más  de  una  pieza  o  porción, tanto  la  tabla  de  información nutrimental como la etiqueta frontal indican cuántas porciones por envase contienen y de qué  tamaño  es  cada  porción,  esta  puede  mostrarse  en  gramos,  miligramos,  mililitros  y/o por pieza. Por ejemplo, se pueden encontrar leyendas como: una porción de 5 g aporta..., una pieza de 30 g contiene..., una porción de 30 mL aporta... Es importante destacar que toda  la  información  nutrimental  que  venga  en  la  etiqueta  se  basa  en  una  porción,  de  tal forma  que  si  se  ingieren  dos  porciones  del  producto,  se  está  aportando  el  doble  de  las calorías y se obtendrán dos veces la cantidad de los nutrimentos.

c) Lista de ingredientes.
Los  ingredientes  se  enumeran  por  orden  cuantitativo  decreciente,  es  decir,  el  que  se encuentra en mayor concentración en el producto se coloca al principio de la lista mientras que  el  de  menor  concentración  se  encuentra  al  final  de  la  lista.  En  esta  lista  se  incluyen todas  las  sustancias  que  componen  el  alimento  o  bebida  incluyendo  los  que  aportan nutrientes, las enzimas, los aditivos como conservadores, saborizantes y aromatizantes. En esta sección se declaran aquellas sustancias que puedan causar reacciones alérgicas.

Cantidad de calorías

Las  calorías  (kcal)  son  la  cantidad  de  energía  total  que  aporta  un  alimento;  lo  que  está indicado en el etiquetado equivale a una porción.

Porcentaje de valor diario (%VD)

Esta   sección   indica   en   qué   porcentaje   los   nutrientes   en   una   porción   de   alimento contribuyen a la dieta diaria total. Este valor ayuda a determinar si un alimento es alto o bajo en nutrimentos:  si tiene 5% VD o menos, es bajo en ese nutriente, si tiene 20% o más, es alto. Este valor se debe tomar en cuenta para elegir aquellos productos que sean altos en nutrientes que se recomienda consumir y bajos en los nutrientes que podrían ser dañinos para la salud.

Cabe  señalar que  la etiqueta frontal  expresa  el %VD  de  todos  los  ingredientes, pero esta información es poco práctica al momento de elegir un producto pues se basa en una dieta de  2,000  calorías  mientras  que  cada  persona  necesita  una  cantidad  diferente  de  calorías que depende de la edad y la actividad física que se realiza. Es  importante  que  cada  persona  consulte  al  médico  para  que  determine  la  cantidad  de calorías que requiere y le indique si es necesario que se incremente o se reduzca el consumo de algún nutriente con base en su estado de salud.

Grasas, colesterol y sodio

Las grasas totales incluyen las grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y grasas trans. Las grasas  saturadas  y  las  trans  pueden  alterar  los  niveles  sanguíneos  de  colesterol  total  y colesterol  de  baja  densidad  (colesterol  malo),  por  lo  que  se  recomienda  que  la  ingesta calórica diaria de grasa total sea menor a 3 gramos, de colesterol menor a 20 mg y que el contenido de grasa trans por porción en alimentos procesados sea menor de 1%. Las grasas insaturadas  (monoinsaturadas  y  poliinsaturadas)  son  saludables  si  se  consumen  con moderación. El Sodio se refiere a la cantidad de sal que contiene un producto. La recomendación es que se elijan productos con menos de 140 mg por porción. Al escoger alimentos que indiquen “sin grasa” y “bajo en grasa”, considerar que “sin grasa” no significa sin calorías.  En ocasiones, para añadirle sabor al alimento, se le añade azúcar, lo que a su vez añade calorías.

Grasas, colesterol y sodio.

Carbohidratos, proteínas y otros nutrientes.
Los  carbohidratos  totales  incluyen  los  azúcares,  carbohidratos  complejos  y  fibra.  Se considera  que  un  producto  es  alto  en  azúcar  si  tiene  más  de  5  gramos  por  porción.  El término "bajo en azúcar" se refiere a que contiene menos de 1 gramo por porción.

La  fibra  es  una  parte  de  los  alimentos  vegetales  que  no  se  digiere  y  ayuda  a  mejorar  el tránsito intestinal, de tal manera que la recomendación diaria es de 25 a 30 gramos. Existen diferentes términos que equivalen al aporte de azúcar como son el jarabe de maíz de alta fructuosa, maltodextrina, maltosa, dextrosa, néctar de agave, sacarosa, por eso es importante  revisar  también  la  lista  de  ingredientes en  la  etiqueta  para  verificar  si  el producto contiene alguna de estas formas de azúcar.

Consumir una dieta baja en sodio, grasas saturadas y colesterol, y alta en algún tipo de fibra, en particular la fibra soluble, puede ayudar a bajar el nivel de colesterol y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Por otra parte, al leer la cantidad de proteína que contiene cada alimento, se debe tener en cuenta  que  la  recomendación  diaria  promedio  de  este  nutriente  es  de  1  gramo  por  cada kilogramo  de  peso  al  día,  dependiendo  de  la  edad  y  considerando  que  no  exista  una enfermedad que restringa su ingesta, lo cual debe ser determinado por un médico.

Las vitaminas y minerales como la vitamina D, el Calcio y el Potasio se enlistan en la parte inferior de la etiqueta y son estos componentes los que se recomienda ingerir en cantidades adecuadas ya que son esenciales para desarrollar un organismo saludable.

El  objetivo  de  aprender  a  leer  la  información  nutrimental  es  identificar  el  tamaño  de  las porciones y el total de calorías de una porción, así como los nutrientes específicos de cada alimento o bebida con la finalidad elegir alimentos más sanos y nutritivos.

 

Consulte a su médico.
GCMA: PP-MCM-MEX-1450

Referencias

  • 1. Angélica Martínez-Ramos-Méndez (2018). La lectura de etiquetas de información nutrimental. Rev Mex Pediatr 2018; 85(5); 157-161. Sitio web. Consultado el 06 de mayo 2020.
  • 2. Food and Drug Administration. Cómo usar la etiqueta de información nutricional. Manual de instrucciones para adultos mayores. (2020). Sitio web. Consultado el 06 de mayo 2020.
  • 3. Manual de etiquetado frontal. Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios. Sitio web. Consultado el 06 de mayo 2020.
  • 4. NORMA Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria. 18 de febrero 2010.
Temas:

MÁS PARA EXPLORAR

Volver arriba