Ayude a su corazón a seguir el ritmo

Publicado en Feb 08, 2018
Escrito por Pfizer Medical Team

Podemos decir con confianza que casi todos sabemos que la actividad física nos beneficia. Por ejemplo, puede ayudarnos a perder peso, fortalecer los huesos y los músculos e incluso mejora el estado de ánimo. Pero, ¿sabía que la actividad física también tiene efectos positivos importantes en el corazón? Es especialmente importante porque la enfermedad cardíaca causa más muertes en los Estados Unidos que cualquier otra enfermedad. Siga leyendo para averiguar la manera en que la actividad física puede ayudar al corazón.

¿Qué quieren decir los profesionales de atención médica cuando hablan de “actividad física”?

Cuando los profesionales de atención médica hablan de actividad física, en general se refieren a 4 tipos de actividades:

  • Aeróbica, que incluye correr, nadar, caminar, montar en bicicleta y bailar. Estas actividades hacen que el corazón lata más rápido y que los pulmones trabajen más.
  • Fortalecimiento muscular, que incluye flexiones, sentadillas, levantamiento de pesas y tareas en el jardín. Estas actividades fortalecen los músculos.
  • Fortalecimiento de los huesos, que incluye caminar, correr y saltar la cuerda. Estas actividades ayudan a fortalecer los huesos.
  • Estiramiento, que incluye ejercicios de yoga y tocarse los dedos de los pies.

Las actividades de fortalecimiento de músculos y huesos también pueden ser aeróbicas, siempre y cuando hagan trabajar más de lo habitual al corazón y los pulmones. Correr es un ejemplo de una actividad aeróbica y que fortalece los huesos.

De los 4 tipos de actividad física, la actividad aeróbica es la que más beneficia al corazón.

1. Hacer ejercicio puede fortalecer el corazón

Cuando se practican con regularidad, las actividades aeróbicas de moderadas a intensas pueden fortalecer el músculo cardíaco (vea ejemplos de actividades aeróbicas en la tabla a continuación). Esto ayudará al corazón a bombear sangre con mayor eficacia por todo el cuerpo, incluidos los pulmones. Esto mejora el flujo sanguíneo a los músculos y aumenta los niveles de oxígeno en la sangre. Además, unos vasos sanguíneos diminutos del cuerpo, llamados capilares, se ensanchan, lo cual permite transportar más oxígeno en todo el cuerpo.

2. Hacer ejercicio puede disminuir los factores de cardiopatía coronaria (CPC)

Ciertas características, afecciones o elecciones en el estilo de vida pueden aumentar el riesgo de sufrir CPC. Y quienes llevan un estilo de vida sedentario tienen más probabilidades de presentar CPC que quienes practican actividad física.

La actividad física puede ayudar a disminuir algunos riesgos de CPC porque:

  • Disminuye la presión arterial y los triglicéridos (grasa dañina de la sangre).
  • Aumenta los niveles de colesterol HDL (el colesterol “bueno”).
  • Ayuda al cuerpo a manejar los niveles de azúcar en la sangre e insulina, que disminuye el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

3. Hacer ejercicio puede reducir el riesgo de sufrir un segundo ataque cardíaco

En personas con CPC, la actividad aeróbica regular puede ayudar al corazón a funcionar mejor. También, en personas que han tenido un ataque cardíaco, puede disminuir el riesgo de sufrir otro. Debe saber que la actividad aeróbica de gran intensidad podría no ser segura para cualquier persona con CPC. Hable con el profesional de atención médica sobre las actividades físicas que puedan ser adecuadas para usted.

Ejemplos de actividades aeróbicas de moderadas a intensas

Las actividades aeróbicas pueden practicarse con intensidad leve, moderada o fuerte. Cuanto más en forma esté, más deberá esforzarse para aumentar el nivel de una actividad. Por ejemplo, para aumentar la frecuencia cardíaca, una persona en buena forma física que camina con regularidad tendrá que caminar más rápido que una persona no tan en forma que rara vez camina. En la tabla a continuación encontrará ejemplos de actividades aeróbicas de intensidad moderada y fuerte.

Activities

Adaptado de Your Guide to Physical Activity and Your Heart. U.S. DEPARTMENT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES; National Institutes of Health; National Heart, Lung, and Blood Institute. NIH Publication No. 06-5714. Junio de 2006

¿Cuánta actividad física debe hacer?


Para la salud cardiovascular general, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) recomienda hacer:

  • por lo menos 30 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada al menos 5 días por semana, en total 150 minutos

O BIEN

  • por lo menos 25 minutos de actividad aeróbica de intensidad fuerte al menos 3 días por semana, en total 75 minutos; o una combinación de actividad aeróbica moderada e intensa

Y

  • Actividad de fortalecimiento muscular de moderada a intensa al menos 2 días por semana para
    obtener beneficios adicionales para la salud.

Para bajar la presión arterial y el colesterol, la AHA recomienda:

  • un promedio de 40 minutos de actividad aeróbica de moderada a intensa 3 o 4 veces por semana.

Comience ahora: elabore un plan y establezca una meta. Si no ha tenido actividad, recuerde que un poco de actividad física es mejor que nada. Comience de a poco y aumente gradualmente la cantidad de actividad física. Su corazón se lo agradecerá.

Hable siempre con el profesional de atención médica antes de comenzar cualquier actividad física nueva y sobre los tipos de actividades recomendables para usted.

Temas:

Escuesta Rápida

Tras leer este artículo, ¿qué probabilidades tiene de comenzar a hacer o seguir practicando actividad física para mejorar la salud del corazón?

MÁS PARA EXPLORAR