¿Conoce realmente los efectos del alcohol para la salud?

Published on Apr 23, 2018
Authored by Pfizer Medical Team

¿Es bueno o malo consumir bebidas alcohólicas? Existen informes contrapuestos acerca de los beneficios y los riesgos de beber alcohol. Algunos estudios indican que cantidades moderadas de alcohol están relacionadas con beneficios para la salud. Otros dicen que ninguna cantidad es beneficiosa. Siga leyendo para saber más sobre los efectos del alcohol para la salud.

De qué manera afecta el alcohol al cuerpo

Para comprender la relación entre las bebidas alcohólicas y su salud, es importante entender la manera en que el alcohol afecta al cuerpo. El alcohol se absorbe rápidamente en el estómago y el intestino delgado y pasa al torrente sanguíneo. Por último, el hígado se encarga de descomponerlo (eliminarlo del cuerpo) lentamente.  Es decir que las bebidas alcohólicas pueden afectar a todos los órganos del cuerpo. Por ejemplo, deprime el sistema nervioso central, que incluye el cerebro. Como resultado, puede afectar el sentido común, interferir en la coordinación y retrasar el tiempo de reacción. El alcohol también puede afectar el estado de ánimo y el comportamiento.

Cada persona reacciona de forma distinta a las bebidas alcohólicas. Hay varios factores que influyen sobre la manera de reaccionar a las bebidas alcohólicas, por ejemplo:

  • Edad
  • Sexo
  • Raza u origen étnico
  • Estado físico (p. ej., peso, nivel de actividad)
  • Cantidad de comida que se consume antes de beber
  • Velocidad del consumo de alcohol
  • Uso de drogas o fármacos recetados
  • Antecedentes familiares de alcoholismo

¿Existen beneficios para la salud al beber con moderación?

Algunos estudios han demostrado que consumir bebidas alcohólicas en cantidad moderada puede tener algunos beneficios para la salud (por ejemplo, disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca). Sin embargo, no se sabe si estos beneficios se deben al consumo de bebidas alcohólicas o a otros factores tales como las diferencias en la conducta entre quienes beben con moderación y quienes no.

Es más, estudios recientes cuestionan que haya beneficios para la salud en relación con el consumo moderado de alcohol. Es importante observar que cualquier posible beneficio de consumir alcohol puede verse disminuido por los mayores riesgos relacionados con la salud que se asocian a beber en demasía o de forma arriesgada.

Problemas de salud relacionados con la bebida

Beber demasiado puede causar diversos problemas de salud, y las mujeres parecen ser más vulnerables que los hombres ante determinados problemas relacionados con las bebidas alcohólicas. Esto se debe a que incluso cuando un hombre y una mujer beben una cantidad equivalente de alcohol, el cuerpo de la mujer absorbe más alcohol y demora más en descomponerlo y eliminarlo.

Los problemas de salud asociados a beber en demasía o de forma arriesgada pueden incluir:

  • Cirrosis hepática (formación de cicatrices en el hígado que interfieren con el funcionamiento adecuado del hígado)
  • Pancreatitis (hinchazón e inflamación del páncreas que interfiere en la digestión)
  • Algunos tipos de cáncer, como el de boca, garganta o hígado
  • Enfermedad cardíaca, como latidos cardíacos irregulares, presión arterial alta o accidente cerebrovascular
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Defectos congénitos (consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo puede causar problemas graves a los bebés)
  • Problemas de salud mental, como depresión y ansiedad
  • Adicción al alcohol, o alcoholismo

El consumo excesivo de alcohol puede causar lesiones no intencionadas, como por ejemplo accidentes de automóviles, caídas y ahogamientos; conductas violentas; o comportamiento sexual de riesgo, que incluye tener relaciones sexuales sin protección o con compañeros múltiples. Los problemas a largo plazo también pueden incluir problemas sociales, como desempleo, rendimiento escolar bajo, problemas familiares y pérdida de productividad.

¿Conclusión?

Si bebe, hágalo con moderación. Si toma algún medicamento o tiene alguna enfermedad, hable con el profesional de atención médica para saber si puede beber.

Si le parece que tiene un problema con el consumo de alcohol, hable con su profesional de atención médica. Solo 1 de cada 6 personas le comunica al médico sus hábitos de consumo de alcohol. Aunque si lo hace, el profesional de atención médica puede trabajar junto con usted para elaborar un plan de ayuda. El servicio nacional de derivación de tratamientos para la drogadicción y el alcoholismo (National Drug and Alcohol Treatment Referral Routing Service, 1-800-662-HELP) también puede aportar información de programas de tratamiento cerca de usted.

Topics:
quick poll

MORE TO EXPLORE

Subscribe To Our Newsletter!

Sign up to receive monthly newsletters and other Get Healthy Stay Healthy updates.