El ABC de la diabetes

Publicado en Nov 14, 2017

La diabetes mellitus afecta a más de 29 millones de americanos con casi 8 millones de personas que no son diagnosticados. Es una condición en la que hay demasiada glucosa en la sangre (también llamado alto nivel de azúcar en la sangre). Normalmente, un órgano, llamado el páncreas, libera insulina, que recoge la glucosa en el torrente sanguíneo y la lleva alrededor del cuerpo donde luego se utiliza como energía. La diabetes ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el cuerpo no responde a la insulina (“resistencia a la insulina”). Demasiado azúcar en la sangre puede conducir a problemas de salud.

¿Cuál es la diferencia?

Hay varios tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1 es causado cuando hay una falta de insulina en el cuerpo. Es una enfermedad autoinmune, la cual significa que el sistema inmune destruye las células que normalmente producen insulina. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan tomar inyecciones de insulina para controlar su diabetes. Dado que se diagnostica con mayor frecuencia en niños, la diabetes tipo 1 se conocía como “diabetes juvenil”; sin embargo, los adultos pueden tenerla también.
  • Diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo es resistente a la insulina. Este es el tipo más común de la diabetes, y puede conducir a problemas de los riñones, daño ocular, dolor de los nervios, y amputación. El historial familiar y la genética también pueden desempeñar un papel en la diabetes tipo 2, pero el estilo de vida de una persona también puede contribuir a causar la enfermedad. Además de la posibilidad de tomar medicamentos o usar inyecciones de insulina, controlar el peso, comer saludable y hacer ejercicio regularmente son importantes para controlar la diabetes tipo 2.
  • Prediabetes ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos para ser considerados como diabetes. La prediabetes también aumenta sus posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, tener un ataque cardíaco, y derrame cerebral. Cerca del 90% de la gente no están conscientes de que tienen la condición. Similar a la diabetes tipo 2, el tratamiento de la prediabetes involucra una dieta saludable, ejercicio regular, control de peso, y el posible uso de medicamentos.
  • Diabetes gestacional solo ocurre en las mujeres embarazadas cuyos niveles de azúcar en la sangre no están bien controlados. Por lo general, aparece a la mitad del embarazo y se hacen pruebas para detectarla entre las 24 y 28 semanas. Esta forma de diabetes desaparece por sí misma para la mayoría de mujeres poco después del parto. La posibilidad de defectos de nacimiento se reduce cuando la condición está bien manejada. El manejo consiste de dieta, ejercicio y el posible uso de medicamentos. Las mujeres que tienen sobrepeso tienen prediabetes o diabetes, o que tienen un historial familiar de diabetes gestacional están en un riesgo más alto de desarrollar diabetes gestacional.

Cuando hay signos y síntomas

Puede haber o no haber síntomas en personas con la prediabetes o la diabetes gestacional, por lo que la revisión es importante. Los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 incluyen:

  • Sed excesiva
  • Orinar con frecuencia
  • Hambre extrema (incluso mientras come)
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Cortaduras y magulladuras que tardan más en sanar
  • Hormigueo, entumecimiento o dolor de las manos y los pies (tipo 2)
  • Pérdida de peso (tipo 1)

Probando 1, 2, 3

Hay tipos diferentes de análisis de sangre que se usan para diagnosticar la diabetes que incluyen:

  • Prueba de hemoglobina A1C: muestra los niveles promedio de glucosa en la sangre en los últimos tres meses. Esta prueba se usa para detectar la diabetes tipo 2 y la prediabetes
  • Prueba de glucosa en plasma en ayuna (FPG, por sus siglas en inglés): mide la glucosa en la sangre en una persona que ha ayunado por lo menos 8 horas. Esta prueba se usa para detectar la diabetes y la prediabetes.
  • Prueba de tolerancia oral a la glucosa (OGTT, por sus siglas en inglés): mide la glucosa en la sangre en una persona que ha ayunado por lo menos 8 horas y 2 horas después de beber un líquido que contiene 75 gramos de glucosa disuelta en agua. Se puede usar esta prueba para diagnosticar la diabetes, prediabetes, y diabetes gestacional.

Si piensa que usted o un ser amado tiene diabetes, hable con su equipo de salud sobre si la prueba es apropiada o no.

Cuidado con las complicaciones

Cuando no se trata o se trata insuficientemente, la diabetes puede aumentar el riesgo de otras condiciones de salud, como:

  • Derrame cerebral
  • Enfermedad del corazón y alta presión sanguínea
  • Problemas oculares (cataratas, glaucoma, y otros problemas oculares)
  • Neuropatía (daño en el nervio)
  • Complicaciones de la piel (infecciones y otros trastornos de la piel)
  • Enfermedad del riñón

Es importantísimo que vea al médico que maneja su diabetes cada 3 a 6 meses para comprobar su presión sanguínea, su peso y revisarle los pies. Su médico puede referirle a ver especialistas para comprobar otros órganos, como los ojos y riñones.

Ser un administrador exitoso

Varios tipos de planes de tratamiento son necesarios para personas con tipos diferentes de diabetes. Trabajar con su médico para reducir sus niveles de glucosa en la sangre es clave para estar sano. Usted y su profesional de la salud pueden hacer un plan con metas alcanzables, que incluyan hábitos saludables de estilo de vida, chequeos frecuentes y el tratamiento apropiado.

Temas:
quick poll

MÁS PARA EXPLORAR

Subscribe To Our Newsletter!

Sign up to receive monthly newsletters and other Get Healthy Stay Healthy updates.