El dolor lumbar y lo que puede hacer al respecto

Publicado en Oct 26, 2017

Si hay una dolencia que muchos de nosotros tenemos en común, es el dolor lumbar. Estos son algunos datos que indican lo extendido que está el dolor lumbar.

  • Afecta a 8 de cada 10 adultos en algún momento de la vida.
  • Afecta a hombres y mujeres por igual.
  • En 2010, fue causa de incapacidad a nivel mundial más que cualquier otra afección.
  • Es la causa más frecuente de incapacidad laboral y uno de los motivos principales de que las personas pierdan días de trabajo.
  • En 2013, casi 3 de cada 10 adultos informaron haber tenido dolor lumbar en el período de 3 meses previos.

¿Existen diferentes tipos de dolor lumbar?

Hay dos tipos de dolor lumbar: agudo y crónico.

El dolor lumbar agudo dura entre unos días y unas semanas. Habitualmente desaparece con autocuidados y no causa inconvenientes a largo plazo. El dolor lumbar agudo generalmente es causado por una lesión repentina de los músculos o ligamentos que sostienen la espalda (por ejemplo, en una caída o al levantar objetos pesados).  

El dolor lumbar crónico dura 12 semanas o más, incluso después de haberse tratado la causa del dolor lumbar agudo. Aproximadamente 2 de cada 10 personas con dolor lumbar agudo presentan dolor lumbar crónico.

¿Cuál es la causa del dolor lumbar?

El dolor lumbar tiene muchas causas y también factores que pueden causarlo. Por ejemplo:

  • Distensión muscular/esguince. La distensión es el estiramiento o rotura de un músculo o un tendón (los tejidos que conectan el músculo con el hueso). El esguince es el estiramiento o rotura de un ligamento (los tejidos que conectan los huesos en una articulación).
  • Degeneración de disco. Ocurre cuando los discos flexibles de la columna vertebral pierden la capacidad de amortiguar.
  • Hernia/rotura de disco. Ocurre cuando los discos se comprimen y se desplazan hacia afuera (hernia) o se rompen.
  • Ciática. Hace referencia al dolor a causa de la compresión del nervio ciático, que es un nervio grande que se extiende desde las nalgas hacia el pie por la parte posterior de la pierna.
  • Estenosis del conducto raquídeo. Estrechamiento de la columna vertebral que puede causar dolor y entumecimiento al caminar y llevar, tarde o temprano, a la pérdida de sensaciones.
  • Traumatismo/lesión. Practicar deporte, caerse o tener un accidente de automóvil puede lesionar los músculos, tendones o ligamentos de la zona lumbar. Un traumatismo o lesión también puede causar hernia o rotura de discos intervertebrales.
  • Irregularidades óseas. Incluye curvatura de la columna vertebral (llamada escoliosis) o arqueamiento marcado en la zona lumbar (llamado lordosis).
  • Enfermedades subyacentes. Incluye osteoporosis (pérdida de densidad y fuerza óseas), endometriosis (acumulación de tejido uterino fuera del útero) y fibromialgia (fatiga y dolor muscular crónicos).

¿Cuáles son los factores de riesgo del dolor lumbar?

  • Envejecimiento. A medida que pasan los años, perdemos fuerza en los huesos y tono y elasticidad en los músculos. Además, los discos de la columna vertebral amortiguan menos las vértebras (los huesos de la columna que protegen la médula espinal y los nervios raquídeos y sostienen el cuerpo).
  • Falta de estado físico. El dolor de espalda es más frecuente en las personas que no están en buena condición física. Esto ocurre porque probablemente los músculos debilitados de la espalda y el abdomen no sostengan la columna adecuadamente.
  • Sobrepeso. Las personas con sobrepeso o que aumentan de peso rápidamente aumentan la tensión en la espalda.
  • Trabajos de gran exigencia física. Las personas en cuyo trabajo deben empujar, tirar o levantar objetos pesados corren el riesgo de sufrir lesiones y dolor de espalda.
  • Empleos que requieren estar sentado. Estar sentados ante un escritorio durante todo el día puede causar dolor de espalda, particularmente en aquellas personas con mala postura o que utilizan sillas sin el suficiente soporte de respaldo.
  • Embarazo. Muchas embarazadas sufren dolor lumbar agudo. Esto ocurre debido a los cambios en la pelvis y la distribución del peso en el cuerpo. Este tipo de dolor lumbar habitualmente desaparece después del parto.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el dolor lumbar?

El dolor lumbar agudo habitualmente mejora con un analgésico de venta libre para aliviar el dolor. El profesional de atención médica puede darle algunas recomendaciones e indicarle medicamentos de venta libre y explicarle los posibles beneficios de tratamientos tales como terapia con calor o frío y masoterapia.

Habitualmente se recomienda a las personas con dolor lumbar agudo que interrumpan su actividad física normal los primeros días, pero siempre hable con su profesional de atención médica sobre el plan específico de atención que debe seguir. Al reanudar sus actividades normales, hágalo lentamente. Por ejemplo, comience con actividades como caminar, usar una bicicleta estática y nadar. Hable además con el profesional de atención médica acerca de los tipos de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento que puede hacer para la espalda.

Las opciones de tratamiento para el dolor lumbar crónico incluyen:

  • Fisioterapia y ejercicio. Un programa de fisioterapia puede incluir ejercicios y técnicas para fortalecer los músculos que sostienen la zona lumbar. El ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor y puede reducir el riesgo de que regrese. Es importante hablar con el profesional de atención médica antes de continuar o iniciar un programa de ejercicio.
  • Medicamentos. Por ejemplo, analgésicos de venta libre o recetados. Usted y el profesional de atención médica pueden hablar sobre la opción más adecuada para el dolor lumbar que tiene.
  • Tratamientos complementarios y alternativos. Incluyen manipulación vertebral, acupuntura, masaje y yoga.
  • Cirugía. Generalmente se reserva para aquellas personas que no pueden aliviar el dolor con tratamientos no quirúrgicos y quienes pueden tener cambios estructurales, como hernias de disco o estenosis del conducto raquídeo.

Es importante que algunas personas que sufren dolor lumbar crónico tengan expectativas realistas del nivel de alivio del dolor y actividad que obtendrán mediante el control del dolor. Si sufre dolor lumbar crónico, hablar de los objetivos del tratamiento puede ser de ayuda para usted y el profesional de atención médica. Asegúrese de revisar estos objetivos periódicamente.

¿Cuándo debe ver al médico una persona con dolor lumbar?

Puede no ser necesario que visite al médico inmediatamente por un dolor leve de espalda, pero debe llamarlo si:

  • El dolor no comienza a desaparecer tras 72 horas de autocuidado.
  • El dolor empeora.
  • Tiene entumecimiento, hormigueo o dificultad para moverse.

Pero visite al profesional de atención médica lo antes posible si el dolor de espalda se debe a una caída o lesión grave; o si tiene dolor de espalda junto con dificultad para orinar; debilidad, dolor o entumecimiento en las piernas; fiebre, o pérdida repentina de peso.

Alexander Schepart, PharmD, MBA, es farmacéutico y Director médico en Pfizer Consumer Healthcare.

Vineeth Nair, PharmD, es farmacéutico y becario posdoctoral, y trabaja en Pfizer Consumer Healthcare.

Temas:
quick poll

MÁS PARA EXPLORAR

Subscribe To Our Newsletter!

Sign up to receive monthly newsletters and other Get Healthy Stay Healthy updates.