Entender la depresión

¿Qué tan común es la depresión? | Qué causa la depresión? | ¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión? | ¿Cómo se diagnostica la depresión? | ¿Cómo se maneja la depresión? | ¿Hay consejos que también puedan ser de ayuda durante el tratamiento? | ¿Cómo puedo ayudar a una persona que podría estar deprimida?

La depresión afecta a millones de personas, pero muchas personas no reciben tratamiento porque la enfermedad suele pasar desapercibida o porque las personas con depresión pueden sentirse afectadas o tener demasiado miedo de lo que otras personas pensarán si buscan tratamiento. Esto se conoce como autoestigmatización. A diferencia de la tristeza, que las personas pueden sentir de vez en cuando, la depresión es una enfermedad que interfiere considerablemente con la vida diaria. La depresión es un trastorno afectivo grave que causa síntomas graves que afectan los sentimientos, los pensamientos y el manejo de las actividades normales, tales como el sueño, la alimentación o el trabajo, y dura por lo menos dos semanas.

¿Qué tan común es la depresión?

La depresión es una de las enfermedades más comunes en EE. UU., y afecta a más de 16 millones de adultos y a 3 millones de adolescentes de entre 12 y 17 años. Además, aproximadamente el 37 % de los adultos y el 60 % de los adolescentes que sufren un episodio depresivo mayor no reciben ningún tratamiento, aunque se dispone de ellos.

El tipo de depresión que se diagnostica con mayor frecuencia es el trastorno depresivo mayor. En 2015, aproximadamente 16 millones de adultos de 18 años o mayores en EE. UU. habían tenido por lo menos un episodio depresivo mayor el último año. Esa cifra representa casi el 7 % de todos los adultos en EE. UU. La depresión es la causa principal de incapacidad en EE. UU. entre personas de 15 a 44 años de edad.

Qué causa la depresión?

La depresión suele comenzar en la edad adulta, aunque puede presentarse a cualquier edad, incluida la niñez.  Los investigadores creen que la depresión podría ser causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Hay varios factores que podrían contribuir a la depresión, tales como:

  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • Medicamentos que se usan para tratar determinadas enfermedades tales como diabetes, cáncer, cardiopatía y enfermedad de Parkinson. Además, la depresión a veces puede empeorar estas enfermedades.
  • Trauma, estrés o cambios importantes en la vida de una persona.
  • Uso extenso de medios sociales, en particular si conlleva ciberacoso.

“Cada día vemos un aumento en el efecto negativo que el uso extenso de los medios sociales puede tener en los jóvenes; esto incluye depresión y ansiedad, especialmente cuando hay ciberacoso. Así es que este podría ser un factor de riesgo muy importante del que las personas deben estar al tanto y modificar, si observan síntomas de depresión”

Phillip Chappell, MD, MBA, Senior Director, Neuroscience Specialty Therapeutics de Pfizer Inc.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión?

La depresión tiene varios signos y síntomas, y cada persona podría tener menos o más signos y síntomas de la enfermedad. Por ejemplo, algunas personas con depresión podrían sentirse tristes y otras no. Otros signos y síntomas podrían ser físicos o emocionales. Algunos de los signos y síntomas generales de la depresión son los siguientes:

  • Sentirse triste, ansioso o "vacío" durante un período prolongado.
  • Irritabilidad.
  • Sentir culpabilidad, inutilidad o desesperanza.
  • Perder el interés en hacer las cosas que solían disfrutarse.
  • Tener menos energía o sentirse más cansado de lo habitual.
  • Hablar o moverse más lentamente de lo habitual.
  • Sentirse inquieto o tener dificultad para permanecer inmóvil.
  • Tener problemas de concentración, de la memoria o para tomar decisiones.
  • Cambios en los hábitos de sueño.
  • Cambios en el apetito y/o aumento de peso o adelgazamiento.
  • Pensamientos de suicidio.
  • Tener dolor, calambres o problemas digestivos no causados por un problema físico y que no desaparecen con un tratamiento médico.

Además, un grupo de personas podría experimentar la depresión de una forma distinta de otros grupos. Por ejemplo:

  • Las mujeres podrían sentir tristeza, inutilidad y culpabilidad.
  • Los hombres podrían ocultar sus emociones y demostrar enojo, conductas agresivas e irritabilidad. También podrían presentar signos de problemas físicos, como taquicardia y problemas digestivos.
  • En niños mayores y adolescentes, los signos podrían incluir enojo, problemas escolares e irritabilidad.  
  • Los niños menores podrían rehusarse a ir a la escuela, fingir enfermedad, no querer separarse de los padres o preocuparse de que mueran los padres.
  • Los adultos mayores podrían sentirse cansados, tener dificultad para dormir o volverse malhumorados o irritables. También podrían sentirse confundidos o tener dificultad para poner atención. Además, podrían padecer otras enfermedades, como cardiopatía, que también podrían contribuir a la depresión.  

Si usted tiene algunos de estos signos o síntomas, o si los observa en una persona que conoce, y duran dos semanas o más, podría tratarse de signos de depresión que podrían requerir tratamiento.

¿Cómo se diagnostica la depresión?

Es crucial buscar asistencia médica para la depresión. Si cree que usted podría estar deprimido, es importante que hable con su profesional de atención médica. No permita que la vergüenza o una estigmatización percibida le impidan buscar ayuda. Como es el caso con cualquier enfermedad, buscar un tratamiento podría ayudarle a sentirse mejor. Si no está seguro de qué decir en cuanto al motivo de la cita que está solicitando, no dude en decir que le preocupa la posibilidad de tener una depresión y que quiere que lo revisen. Luego, antes de la cita, dedique unos minutos a llenar este cuestionario. Llévelo a la cita como una ayuda para explicarle cómo se siente a su profesional de atención médica. La intención de este recurso no es generar un diagnóstico ni una recomendación de tratamiento. Su objetivo es ayudarle a tener una conversación más provechosa con su profesional de atención médica.

¿Cómo se maneja la depresión?

La depresión puede tratarse, independientemente de la gravedad. Cuanto más temprano comienza el tratamiento, mayor podría ser su eficacia. Entre las opciones de tratamiento se encuentran:

  • Cambios de estilo de vida, tales como ejercicio, dormir lo suficiente, contactos sociales y una alimentación saludable.  
  • Terapia por la palabra (que también se conoce como psicoterapia).
  • Medicamentos.  

Es importante recordar que, como ninguna persona experimenta la depresión exactamente de la misma forma que otras personas, podría necesitarse tiempo para descubrir lo que funciona mejor para usted.

¿Hay consejos que también puedan ser de ayuda durante el tratamiento?

Además de la colaboración con su profesional de atención médica para manejar la depresión, hay otras cosas que usted podría hacer que también podrían ayudar. Por ejemplo:

  • Mantenerse activo físicamente.
  • Practicar meditación con atención plena. [LINK TO: https://www.gethealthystayhealthy.com/search/site/meditation
  • Establecer prioridades.
  • Pasar tiempo con otras personas.
  • Fijarse metas realistas.
  • Retrasar decisiones transformadoras (por ejemplo, cambiar de trabajo) hasta que se sienta mejor.

“Ya sea psicoterapia, meditación o cambios de estilo de vida, hay muchos tratamientos eficaces que podrían ayudar. Ninguna persona se ve afectada por la depresión exactamente de la misma forma que otras personas, y tampoco hay un solo tratamiento uniforme que maneje la depresión. Lo que da resultado en una persona podría no funcionar en otra. Lo mejor es hablar con su médico para buscar lo que sea más adecuado para usted”.

Elizabeth Pappadopulos, PhD, Global CNS Lead de Pfizer Inc.”

¿Cómo puedo ayudar a una persona que podría estar deprimida?

Si sospecha que una persona que conoce podría estar deprimida, es importante que intente tenderle la mano y que trate de ayudarla. Podría ser una conversación difícil, pero hay algunas cosas que usted podría decir para ayudar a facilitarla. Por ejemplo:

  • "Puedes contar conmigo. Me gustaría saber cómo te sientes".
  • "No estás solo. La depresión es una enfermedad que muchas personas tienen".
  • "Quiero ayudarte. Vamos a hacer una cita con el médico".
  • "Llámame o mándame un mensaje en cualquier momento que quieras hablar".

“Muchos trastornos como la depresión y la ansiedad no se tratan porque existe una estigmatización cuando se trata de pedir ayuda. Así es que, incluso cuando las personas reconocen los síntomas, a menudo no piden ayuda, porque les avergüenza pedirla o porque creen que deberían poder sobrellevarlos sin ayuda. Tener estas conversaciones podría ser un importante primer paso para que reciban la ayuda que necesitan”

Donna R. Palumbo, PhD, Medical Director de Pfizer Inc.

A pesar de sus buenas intenciones, es probable que la persona que esté tratando de ayudar no esté abierta para recibirla. Entienda que no se trata de un rechazo personal. No obstante, hay algunas cosas que podría intentar:

  • Dé su apoyo constante. Con el tiempo, la persona podría aceptar su apoyo.
  • Concéntrese en el comportamiento de la persona y en cómo podría ayudar el tratamiento.
  • Obtenga ayuda de la familia y amigos, pidiendo que ellos se comuniquen con la persona.

Si cree que necesita ayuda de inmediato, llame confidencialmente y sin cargo a la Red Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline) al 1-800-273-TALK (8255). También puede dirigirse a https://suicidepreventionlifeline.org/.

Temas:

Escuesta Rápida

Tras leer este artículo, ¿qué probabilidades tiene de hablar con su médico o con un ser querido acerca del manejo de la depresión?

MÁS PARA EXPLORAR