Insuficiencia cardíaca: preste atención a su corazón

Publicado en Feb 11, 2016

La insuficiencia cardíaca es una afección en la que el músculo dañado o debilitado del corazón no puede bombear con eficacia suficiente sangre al cuerpo. La insuficiencia cardíaca puede empeorar con el tiempo y, aunque no hay cura, es posible para muchas personas con la afección vivir una vida más saludable, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para ayudar a manejarla.

El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, el uso de medicación prescrita y supervisión regular. Usted y su doctor pueden tratar y manejar la insuficiencia cardíaca manteniendo los siguientes objetivos de tratamiento en mente:

  • Tratar la causa subyacente según sea necesaria (ej., diabetes, presión sanguínea alta, latidos cardíacos anormales)
  • Retrasar la progresión de la afección
  • Reducir los síntomas

Cambios del estilo de vida

La insuficiencia cardíaca ocurre como resultado de tener el corazón debilitado o dañado. Algunas causas de insuficiencia cardíaca incluyen enfermedad de las arterias coronarias, presión sanguínea alta y diabetes. Por eso, es importante que controle su riesgo para estas afecciones.

Aquí hay algunos consejos útiles:

  • Pierda peso, si tiene sobrepeso o es obeso
  • Manténgase activo físicamente. Asegúrese de consultar a su médico antes de comenzar cualquier nueva rutina de ejercicios  
  • Coma una dieta saludable que consista de vegetales, frutas, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa y carnes magras. Evite las comidas con alto contenido de sal y grasas saturadas. Demasiada sal puede causar acumulación extra de líquido. Las comidas con alto contenido de grasas saturadas y grasas trans pueden aumentar el colesterol
  • Controle su ingesta de líquido. Beber demasiado líquido puede empeorar la insuficiencia cardíaca
  • Verifique su peso diariamente. El exceso de líquidos puede causar aumento de peso
  • Deje de fumar, si fuma

Tratamiento

Si le diagnostican insuficiencia cardíaca crónica, su médico puede prescribir medicaciones para ayudar al corazón a hacer su trabajo mejor o ayudar al cuerpo a deshacerse de la acumulación de líquido adicional.
 
Las medicaciones para la insuficiencia cardíaca actúan de maneras diferentes: pueden expandir los vasos sanguíneos, bajar la presión sanguínea, mejorar el flujo sanguíneo, reducir la presión del corazón, modificar el ritmo cardíaco y/o eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Algunas medicaciones de uso común incluyen:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés): ensanchan los vasos sanguíneos y bajan la presión sanguínea para disminuir el trabajo del corazón
  • Bloqueantes de los receptores de la angiotensina: funcionan de manera similar a los inhibidores de la ACE y se recetan a quienes no pueden tolerar estos últimos
  • Betabloqueantes: hacen más lento el ritmo cardíaco y reducen la presión sanguínea para disminuir el trabajo del corazón
  • Diuréticos (pastillas de agua): reducen la acumulación de líquido en el cuerpo haciendo que orine con mayor frecuencia
  • Antagonistas de la aldosterona: funcionan en una manera similar a los diuréticos y trabajan para reducir la cantidad de sangre que el corazón tiene que bombear
  • Digoxina: aumenta la fuerza del músculo del corazón para que bombee con más intensidad y hace más lento el ritmo cardíaco

Algunas personas pueden necesitar cirugía (ej., reparar o reemplazar una válvula cardíaca dañada con una válvula artificial, permitir el flujo sanguíneo evitando una arteria bloqueada severamente [cirugía de “bypass” coronario], colocar un dispositivo similar a un marcapasos para ayudar al corazón a bombear más eficientemente, o un trasplante de corazón).

Chequeos regulares

Si usted o un ser querido tiene insuficiencia cardíaca, es importante que comprenda la gravedad médica de la enfermedad y siga el plan de tratamiento de su médico. Cualquier modificación del estilo de vida, tratamiento o uso de medicamentos debe ser hacerse según lo prescrito. Asegúrese de ver a su médico regularmente para controlar los síntomas. Cuando sienta un cambio de síntomas, o si no se siente bien, hable con su médico inmediatamente. Discuta con su médico las señales de advertencia que pueden alertarle sobre un empeoramiento de su afección.

Temas:

Escuesta Rápida

Después de leer este artículo, ¿qué tan probable es que se comprometa a hacer cambios saludables de estilo de vida para el corazón?

MÁS PARA EXPLORAR