Lo que usted debe saber sobre los ataques cardíacos

Publicado en Sep 07, 2016

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, en 2016, aproximadamente cada 43 segundos alguien en los Estados Unidos experimentó un infarto al miocardio, también conocido como un ataque cardíaco. Los ataques cardíacos ocurren cuando el flujo sanguíneo que transporta oxígeno al corazón se reduce o se bloquea. Cuando una parte del músculo del corazón no obtiene el oxígeno que necesita para sobrevivir, empieza a morir.

Un ataque cardíaco es un asunto serio, ya que puede conducir a la muerte o a daño permanente al corazón. Las personas con síntomas de un ataque cardíaco necesitan atención inmediata. Es importante llamar al 9-1-1 inmediatamente. Aquí es lo que debe saber sobre los ataques cardíacos.

¿Qué causa los ataques cardíacos?

La mayoría de los ataques cardíacos son causados como resultado de tener enfermedad del corazón. Las arterias que suministran sangre al corazón (también llamada arteria coronaria) pueden obstruirse con grasa, colesterol, u otras sustancias – la acumulación de estos materiales se llama placa. La placa puede acumularse a través del tiempo – generalmente, esta condición llamada aterosclerosis no tiene signos ni síntomas. Cuando una parte de la placa se desprende, puede formar un coágulo de sangre. Dependiendo del tamaño del coágulo de sangre, el flujo sanguíneo en la arteria que suministra el corazón puede ser bloqueado parcial o completamente.

Otra causa de un ataque cardíaco (pero menos común) es un espasmo de la arteria coronaria (endurecimiento de la arteria coronaria) que causa que el flujo sanguíneo al corazón sea reducido o cortado. Se desconoce la causa exacta de estos espasmos; sin embargo, pueden estar relacionados con el uso de drogas ilícitas (como la cocaína), fumar cigarrillos y el estrés emocional intenso.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Es posible que haya visto actores en la televisión que dramatizan los ataques cardíacos, agarrándose dramáticamente al corazón como un signo de dolor súbito e intenso en el pecho. Pero ese no es el caso con toda la gente. Al principio, algunas personas sentirán dolor leve o incomodidad, mientras que otras personas no experimentarán dolor del pecho en absoluto.

Los signos y síntomas de ataque cardíaco pueden incluir:

  • Incomodidad del pecho, generalmente en el centro del pecho. Las personas pueden experimentar una presión incómoda, opresión, apretón o dolor. La sensación puede durar más de unos minutos y puede desaparecer y volver.
  • Dolor e incomodidad en la parte superior del cuerpo (ej., brazo, espalda, cuello, mandíbula, estómago)
  • Dificultad para respirar
  • Náusea o vómito
  • Aturdimiento
  • Sudor frío

Las mujeres pueden tener síntomas diferentes de ataque cardíaco comparado con los hombres. De hecho, es más probable que las mujeres experimenten dolor en el pecho sin presión que los hombres, junto con otros síntomas como dificultad para respirar, debilidad, fatiga, indigestión, náusea/vómito, y palpitaciones. El dolor en el parte superior de la espalda, brazo, cuello, y mandíbula también puede ocurrir más menudo en las mujeres que los hombres.

Si usted, o alguien que conoce, está experimentando síntomas de un posible ataque cardíaco, llame al 9-1-1 inmediatamente.

¿Cuáles son sus factores de riesgo?

Hay algunos factores que pueden contribuir a las arterias obstruidas. El aumento de la edad y ser varón pone a una persona en un riesgo más alto para enfermedad del corazón. Tener un historial familiar de enfermedad del corazón también puede aumentar su riesgo. Otros factores de riesgo también incluyen:

  • Fumar
  • El colesterol alto
  • Alta presión sanguínea
  • Falta de ejercicio
  • Obesidad o tener sobrepeso
  • Diabetes

¿Qué pruebas usualmente se realizan?

Su equipo de salud diagnosticará un ataque al corazón después de hacer un examen físico y revisar sus signos y síntomas, historial médico, y resultados de las pruebas. Los médicos realizarán pruebas para determinar cuánto daño había en el corazón y cuán grave es su enfermedad del corazón. Algunas pruebas diagnósticas comunes incluyen:

  • Electrocardiograma (EKG, por sus siglas en inglés), una prueba simple y sin dolor que comprueba la actividad eléctrica de su corazón por medio de parches pegajosos, llamados electrodos, que se colocan en su piel. Un EKG puede mostrar la rapidez del latido del corazón y si el ritmo es normal o no, entre otras cosas.
  • Análisis de sangre, para medir si hay niveles más altos de lo normal de proteínas específicas, que se liberan en la sangre durante un ataque cardíaco. Estos análisis de sangre pueden hacerse rápidamente para ver si estos niveles aumentan o disminuyen con el tiempo.
  • Angiografía coronaria, una prueba especial de rayos X para ver cómo la sangre fluye a través de su corazón. Esta prueba a menudo se realiza durante un ataque cardíaco para ayudar a encontrar bloqueos en las arterias coronarias. Se pasa un tubo delgado (llamado catéter) a través de una arteria (generalmente en la pierna o la ingle) y luego se inyecta un colorante en el catéter para mostrar el flujo de sangre a través del corazón y sus vasos sanguíneos.

Tenga en cuenta que también hay muchas otras pruebas que se pueden hacer para evaluar el corazón (ej. pruebas de esfuerzo, tomografía computarizada, resonancia magnética).

¿Cómo se trata?

Su tratamiento variará dependiendo del tipo de ataque cardíaco que haya tenido (que depende de si la arteria está bloqueada parcial o completamente), cuánto daño sufrió el corazón, cuánto tiempo pasó desde que tuvo el ataque cardíaco, junto con una serie de otros factores.

También hay otros tratamientos para el ataque cardíaco, algunos de estos pueden incluir el uso de medicaciones que destrozan los coágulos, tener una angioplastia (también llamada intervención coronaria percutánea [PCI, por sus siglas en inglés] – esto es un catéter que se coloca dentro de una arteria para restaurar el flujo sanguíneo al corazón) y cirugía de derivación cardiaca (para abrir los vasos sanguíneos que se han vuelto cerrados o estrechos).

El corazón es un músculo resistente y aunque una parte de él puede haber sido afectada, el resto sigue trabajando. Generalmente, toma varias semanas para que el corazón sane después de un ataque cardíaco, dependido de cuán mal el corazón fue dañado. Es posible que el corazón no bombee sangre tan bien como solía. El daño causado por un ataque cardíaco puede conducir a problemas del corazón como insuficiencia cardíaca, problemas con las válvulas y ritmo cardíaco irregular. Sin embargo, es posible limitar o prevenir nuevos daños con el tratamiento apropiado y cambios en el estilo de vida. Por eso asegúrese de ver a su médico o cardiólogo (un médico que se especializa en el corazón) regularmente.

Qué puede hacer usted

Tomar los pasos para prevenir un ataque cardíaco es la mejor cosa que puede hacer si tiene o está en riesgo de enfermedad del corazón. Este puede implicar varios cambios claves en su estilo de vida que puede hacer, como;

  • Manejar la presión sanguínea
  • Control del colesterol
  • Reducir la glicemia
  • Estar activo
  • Comer una dieta saludable
  • Mantener un peso saludable
  • Dejar de fumar
  • Si bebe alcohol, hágalo con moderación. Si no bebe alcohol, no empiece a beber

Si ha tenido un ataque cardíaco, es importante que tome sus medicamentos cada día según le indicaron y mantenga hábitos saludables de su estilo de vida. Si se preocupa sobre su riesgo de un ataque cardíaco o un ataque cardíaco repetido, hable con su doctor inmediatamente y empiece un plan saludable para el corazón hoy.

Temas:

Escuesta Rápida

Después de leer este artículo, ¿qué tan probable es que tenga una discusión con su médico sobre la reducción de su riesgo de ataque cardíaco?

MÁS PARA EXPLORAR