Mitos y verdades sobre la hidratación

Publicado en Jun 15, 2017
Escrito por Pfizer Medical Team

¿Es usted una de las muchas personas que creen que estar bien hidratado significa beber ocho vasos con 8 onzas de agua cada día? ¿O que solo el agua que bebemos nos hidrata? ¿O que se puede beber toda el agua que uno quiera?

En realidad, la hidratación es esencial para la vida. Pero existen algunos mitos sobre la hidratación que nos han confundido a muchos de nosotros. Siga leyendo para saber más acerca de los mitos y verdades sobre la hidratación.

Despejamos los mitos sobre la hidratación:

Mito: Solo el agua que bebemos nos hidrata.
Verdad: Además del agua que bebemos, también obtenemos algo de agua de los alimentos y las bebidas. Según el Institute of Medicine, un 80% del agua que consumimos viene de beber agua y otras bebidas (incluidas las bebidas con cafeína) y el otro 20% proviene de los alimentos. Estos incluyen frutas y verduras con alto porcentaje de agua, como tomates, apio y melones. También incluyen sopas, leche y jugos. El agua de todas estas fuentes se suma para indicar nuestro consumo diario de líquido, o agua total.

¿Es verdad que tomar más agua...

nos ayuda a perder peso porque nos hace sentir llenos?
ayuda a mejorar el tono de la piel?
ayuda a depurar toxinas?

A todas estas afirmaciones se aplica la misma respuesta: No hay evidencia científica manifiesta de que aumentar la cantidad de agua que bebemos haga nada de estas cosas. Por otro lado, no hay evidencia científica manifiesta de que no lo haga. Queremos decir con esto que los investigadores deben seguir trabajando antes de poder llegar a sacar conclusiones firmes sobre los beneficios de aumentar el consumo de agua.

Mito: Necesitamos beber 8 vasos de agua por día.
Verdad: No solo no es cierto, sino que nadie sabe realmente el origen de esta recomendación. En realidad, cada persona necesita diferentes cantidades de agua para mantenerse hidratada. Todo depende de cuánto sudemos, lo cual se ve afectado por el clima donde vivimos, la vestimenta que usamos y nuestros niveles de actividad. Otros factores que afectan a la cantidad de agua que necesitamos incluyen algunas afecciones que podamos tener, como diabetes y enfermedad cardíaca.

Si bien no hay una sola recomendación sobre la cantidad de agua que cada uno de nosotros necesita, una regla básica es beber líquido cuando tengamos sed e incluir bebidas con las comidas. Para la mayoría, esto es suficiente para mantenernos hidratados. Pero intente no consumir bebidas azucaradas ya que pueden tener demasiadas calorías.

Otra manera de calcular si estamos bien hidratados es con el color de la orina. Si es de color claro o pajizo, probablemente estamos bien hidratados. La orina oscura puede indicar lo contrario.

¿Las bebidas deportivas ayudan a hidratar?

Las bebidas deportivas con electrolitos pueden ser beneficiosas para quienes practican ejercicio intenso y vigoroso en un clima cálido. La desventaja es que pueden tener azúcares añadidos y muchas calorías. Los expertos recomiendan beber agua al hacer ejercicio y luego comer un bocadillo saludable, como una banana o gajos de naranja.

Mito: Se puede beber toda el agua que uno quiera.
Verdad: Aunque es raro, la sobrehidratación sí existe. En la mayoría de nosotros, los riñones eliminan el agua sobrante. Pero en las personas cuyos riñones no funcionan como deberían, o que tienen algunos problemas hepáticos o cardíacos, puede ocurrir sobrehidratación. Puede causar un nivel muy bajo de sodio en el cuerpo, y esto puede ser peligroso. Los signos de sobrehidratación son con frecuencia leves e incluyen distraerse con facilidad y tener poca energía. Pero si la sobrehidratación ocurre repentinamente, puede causar confusión, convulsiones o coma.

Por qué la hidratación es tan importante

Un dato sobre la hidratación que es absolutamente cierto es que necesitamos agua para sobrevivir. Algunas de las muchas cosas que el agua nos aporta:

  • Ayuda al corazón a bombear sangre con mayor facilidad a través de los vasos sanguíneos hacia los músculos.
  • Ayuda a los músculos a funcionar con eficacia.
  • Mantiene el cuerpo a una temperatura normal.
  • Lubrica y amortigua las articulaciones.
  • Protege la médula espinal y otros tejidos.
  • Ayuda a eliminar los residuos mediante la orina, el sudor y las heces.

Es decir que si no bebemos suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Y la deshidratación puede causar muchas cosas, desde problemas leves, como pies hinchados o dolor de cabeza hasta afecciones potencialmente mortales, como un golpe de calor.

Temas:
quick poll

MÁS PARA EXPLORAR

Subscribe To Our Newsletter!

Sign up to receive monthly newsletters and other Get Healthy Stay Healthy updates.