No es necesario que deje de fumar solo

Publicado en Dec 18, 2017

El fumador promedio suele hacer varios intentos para dejar de fumar, pero sabemos que dejar el hábito es posible. Actualmente hay más exfumadores que fumadores.

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar? Si bien la mayoría de los fumadores conoce bien los síntomas de la abstinencia a la nicotina, los desafíos sociales y de conducta que conlleva dejar de fumar no son tan conocidos. Algunos fumadores, en especial quienes han intentado dejar de fumar en el pasado, conocen los factores sociales y conductuales que experimentaron.

Fumar: una actividad social

Fumar puede ser una actividad social. Es frecuente ver a un grupo de fumadores juntos: amigos o compañeros de trabajo que toman una pausa para fumar a la misma hora cada día; parejas que fuman y organizan su hogar en función del hábito.

Al intentar dejar el hábito, es necesario evitar posibles desencadenantes, como las personas, lugares y actividades que recuerdan al cigarrillo. Esto significa que para muchas personas dejar de fumar puede ser una experiencia solitaria.

Sin embargo, se ha demostrado que el apoyo de otra persona puede ayudar a dejar de fumar. En una encuesta nacional de fumadores estadounidenses, el 80% que está tratando dejar de fumar dijo que el apoyo de otras personas sería muy importante para lograrlo.

Una red de apoyo

Los amigos y la familia pueden ayudar de muchas maneras. Pueden ayudar a quienes queremos dejar de fumar a planificar actividades nuevas que no desencadenen el hábito (por ejemplo, salir a beber un batido en lugar de un café). Pueden levantarnos el estado de ánimo y recordarnos de todos los motivos que hay para dejar de fumar. Si tenemos un desliz, pueden motivarnos para seguir adelante. Una red de apoyo sólida puede ser de gran ayuda en el siguiente intento para dejar de fumar.

Además de los amigos y familiares, los profesionales de atención médica son cruciales durante el proceso de dejar de fumar. El apoyo de un profesional de atención médica que incluya asesoramiento y medicamentos puede duplicar las probabilidades de dejar el hábito. Los profesionales de atención médica pueden brindarnos consejos útiles, motivación y recursos para dejar el cigarrillo. Pueden darnos consejos para elaborar un plan, ofrecer métodos que ayuden a prevenir los deslices y darnos asesoramiento o recomendar medicamentos si lo consideran adecuado. Teniendo en cuenta todo esto, es importante que el fumador se prepare para dejar creando una red de apoyo de amigos, familiares y un profesional de atención médica.

También existen herramientas y recursos en internet para ayudar a respaldar el intento de dejar de fumar. Aplicaciones para teléfonos móviles como Quitter's Circle, desarrollada por la Asociación Estadounidense del Pulmón y Pfizer, permite formar redes de apoyo con amigos y familiares, personalizar un plan para dejar de fumar y conectarnos con un profesional de atención médica para buscar apoyo.

Dejar de fumar no tiene por qué ser algo solitario. Con la ayuda de otras personas, el proceso de dejar el hábito puede ser exitoso y llevar a los fumadores a tener un futuro sin tabaco.

Chetna Bhattacharyya, MD, es Director principal de asuntos médicos en Pfizer

Temas:
quick poll

MÁS PARA EXPLORAR

Subscribe To Our Newsletter!

Sign up to receive monthly newsletters and other Get Healthy Stay Healthy updates.