Secretos que el médico debe saber

Publicado en Jan 25, 2018
Escrito por Pfizer Medical Team

Durante su visita más reciente al médico, ¿“olvidó” tal vez mencionarle que fuma o que no hace tanto ejercicio como dice? ¿O que no tomó sus medicamentos durante una semana? ¡No es el único! Como muchas personas, probablemente sabe que es importante hablar con el médico con sinceridad y franqueza sobre los temas relacionados con su salud. Pero tal vez no siempre le cuente toda la verdad. Quizás tenga temor de que el médico lo juzgará o se decepcionará de usted. Al no ser completamente sinceros, corremos el riesgo de no recibir el tipo de atención médica que podría necesitar.

Una relación médico-paciente basada en confianza, franqueza y compromiso es importante para trabajar juntos con el objetivo de mejorar su salud general. Tómese unos minutos para leer la lista a continuación y pensar acerca de los temas que tal vez no haya compartido con total sinceridad durante sus visitas al médico. Mientras lo hace, piense en por qué no quiso hablar de esos temas. Luego prométase a usted mismo que en la próxima visita hablará con el médico de los temas que debió haber compartido.

Cosas de las que hablaré con el médico en la próxima visita:

Mi hábito de fumar

  • Un estudio reciente mostró que 1 de cada 10 personas que fuman no se lo cuentan al médico. Esto es aproximadamente 6 millones de fumadores en todo el país.
  • Las personas informaron que no le dijeron al médico que fuman actualmente o solían fumar por sentirse avergonzadas, no estar preparadas para dejarlo o por no querer escuchar un sermón. Casi la mitad de los pacientes dijo que el médico no les preguntó directamente si fumaban.

Hablar de si fuma o fumaba es importante porque:

  • Incluso si entiende los efectos nocivos de fumar y no quiere que se los digan, el médico debe saber si fuma para estar atento a posibles problemas de salud.

La cantidad de alcohol que bebo

  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, al menos 38 millones de personas en los EE. UU. beben demasiado.
  • Solo 1 de cada 6 adultos habla con el médico de sus hábitos de consumo de alcohol.

Hablar de las bebidas alcohólicas que consume es importante porque puede:

  • Hacerle sabe al médico de las posibles interacciones entre el alcohol que consume y cualquier medicamento recetado que necesite utilizar.
  • Alertar al médico de la posibilidad de problemas de salud relacionados con la bebida, como enfermedad cardíaca, cáncer de mama y complicaciones del embarazo.
  • Ayudarles a usted y al médico a comprender mejor sus límites y elaborar un plan para ayudarle a disminuir el consumo si bebe en exceso.

Todos los suplementos que tomo

  • Los estudios demuestran que la mayoría de las personas no le dice al médico que utiliza suplementos a base de hierbas o vitaminas de venta libre.
  • En un estudio, 558 pacientes de hospital llenaron una encuesta para averiguar si se les había preguntado si utilizaban suplementos. Tres cuartos (75%) de estos pacientes comunicaron que no se les había preguntado si usaban suplementos.

Hablar del uso de suplementos es importante porque puede:

  • Hacerle saber al médico de las posibles complicaciones que pueda tener por utilizar un suplemento determinado.
  • Alertar al médico de posibles interacciones entre un suplemento y cualquier medicamento recetado que necesite utilizar.

Mis antecedentes familiares

  • Tal vez dude en compartir sus antecedentes familiares por diversos motivos. Puede ser porque hay cosas que no quiere divulgar. O tal vez porque piense que no es importante.

Hablar de sus antecedentes familiares es importante porque:

  • El médico puede usar esa importante información para ayudar a determinar su riesgo de presentar ciertas enfermedades.

Mis hábitos de alimentación y ejercicio

  • Los estudios demuestran que muchas personas dicen que sus hábitos de alimentación y ejercicio son mejores de lo que son en realidad.

Hablar sinceramente acerca de sus hábitos de alimentación y ejercicio es importante porque:

  • Sin contar con la información correcta, puede ser difícil para el médico darle recomendaciones precisas y útiles sobre lo que puede hacer para mejorar su salud.

Mi salud mental

  • En una encuesta médica, el 43% de las personas informó tener dificultad para hablar con el médico sobre sentimientos de depresión.
  • Los motivos que dieron las personas incluyeron no querer tomar medicamentos, pensar que el tratamiento de problemas emocionales no era tarea del médico de cabecera y tener temor de ser considerado paciente psiquiátrico.

Hablar de su salud emocional es importante porque:

  • Las personas con depresión y/o ansiedad tienen más probabilidades de fumar y ser obesas que las personas sin depresión/ansiedad. La depresión y la ansiedad no tratadas se han asociado a un aumento del riesgo de muerte.
  • Los problemas de salud mental como la depresión pueden tratarse, y cuanto antes empieza el tratamiento, más eficaz podrá ser.

La verdad sobre no tomar mis medicamentos

  • Aproximadamente un 50% de las personas en los EE. UU. no toman los medicamentos tal como se les han recetado. En algunas enfermedades, el porcentaje asciende al 80%.
  • Las personas pueden tener diversos motivos para no decirle al médico que no toman los medicamentos. Un motivo es que no quieren parecer cuestionar la capacidad del médico.

Decir la verdad sobre si toma sus medicamentos es importante porque:

  • Es importante que el médico sepa si está tomando sus medicamentos según se los ha recetado para poder tomar decisiones precisas sobre su atención. Por ejemplo, si usted dice que toma su medicamento cuando no es así, el médico podrá pensar erróneamente que el medicamento no surte efecto y recetarle otro.

Temas delicados
Puede ser incómodo hablar de algunas afecciones con el médico. Sin embargo, no debe sentirse avergonzado de hablar con el profesional sobre problemas relacionados con la salud. El médico está para ayudarle, no para juzgar. Y la confidencialidad entre médico y paciente es una parte crucial de la relación entre usted y el médico.

Hablar de temas delicados es importante porque:

  • Omitir información de cualquier tema que pudiera afectar a su salud podría afectar negativamente su atención. Por ejemplo, no dude en hablar de su vida sexual, problemas urinarios o intestinales que pueda tener o cualquier dificultad que tenga para pagar sus medicamentos.
Temas:

Escuesta Rápida

Tras leer este artículo, ¿qué probabilidades tiene de pensar en estos temas y ser más abierto con el médico?

MÁS PARA EXPLORAR